Sociedad

8.000 personas atendidas en Cuidados Paliativos de Hospital de Toledo

Balance unidad paliativos hospital Toledo
Balance unidad paliativos hospital Toledo

Estos profesionales trabajan con personas con enfermedades avanzadas y sus familiares del Área Sanitaria de Toledo, a fin de mejorar su calidad de vida.

Un total de 8.000 personas del Área Sanitaria de Toledo han sido atendidas por el Equipo de Apoyo Psicosocial de la Unidad de Cuidados Paliativos del Complejo Hospitalario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha,  desde que se pusiera en marcha en el año 2008 gracias a la colaboración del Gobierno regional con la Fundación de la Obra Social L’Caixa, a través del programa de atención integral a personas con enfermedades avanzadas y sus familiares.

Desde esa fecha, 3.063 pacientes y 4.936 familiares han recibido apoyo del equipo coordinado por la doctora Inmaculada Raja y compuesto por dos psicólogas, una trabajadora social y una profesional de enfermería. Además, 287 familiares han sido atendidos en el programa de duelo y se han formado cinco grupos terapéuticos.

“Las personas que padecen una enfermedad avanzada pueden presentar gran cantidad de síntomas que generan malestar físico, psicológico, social y muchas veces se traducen en un grado variable de sufrimiento. No sufren menos aquellos a los que les toca el papel de cuidar a su familiar enfermo. A veces, el dolor es tan intenso, que sienten como se desgarra su corazón poco a poco, al ir perdiendo cada día un poco más, a aquel a quien tanto quieren. Es ahí, donde los profesionales dedicados a los cuidados paliativos, siembran la paz, la serenidad, la aceptación y la dignidad, para hacer retroceder todo ese sufrimiento”.

Así define la doctora Inmaculada Raja, coordinadora de la Unidad de Cuidados Paliativos del Complejo Hospitalario de Toledo, parte de la labor que desempeñan cada día los profesionales que conforman el equipo de apoyo psicosocial a personas con enfermedades avanzadas y a sus familiares en el área sanitaria de Toledo.

Desde la experiencia en estos años de funcionamiento, la coordinadora del equipo explica que “cuando una persona llega al final de su vida, después de una larga y penosa enfermedad, traspasa el umbral de una puerta. Tras esa puerta muchas veces se esconden gran cantidad de miedos. Miedo al sufrimiento físico que puede haber de ahí en adelante, manifestado a veces como dolor, otras veces como dificultad para respirar, otras veces como un gran cansancio”.

Para esta especialista, “cada uno de los miembros del equipo, como médico, enfermera, psicólogo y trabajador social, y todos juntos, intentan llenar de calidad de vida el proceso que vive el enfermo paliativo y su familia porque nuestro papel fundamental es el de acompañar y aliviar todo el sufrimiento que puede generar este periodo de la enfermedad”.

Por todo ello, este servicio ha contribuido a mejorar, si cabe, la calidad de la atención integral a  estos pacientes y sus familias que ya eran previamente atendidos por la Unidad de Cuidados Paliativos del Complejo Hospitalario de Toledo.

“Los resultados numéricos asistenciales son muy buenos, pero lo son mucho más las huellas que todos esos pacientes y sus familiares han dejado en los profesionales de la Unidad, al acompañarlos a realizar ese camino hacia el final”,  explica la coordinadora del programa.

Programa psicosocial

La puesta en marcha de este Equipo Psicosocial se debe a la colaboración de la Fundación de la Obra Social La Caixa, que en su convocatoria de ayudas económicas del año 2008 pone en marcha el Programa para la atención integral a personas con enfermedades avanzadas y sus familiares, junto con la gestión de la Fundación Instituto San José.

El Programa de Atención Integral a personas con enfermedades avanzadas y sus familiares, en el que está incluido este equipo, junto con otros 41 equipos psicosociales distribuidos por las diferentes comunidades autónomas, se desarrolla en diferentes niveles de intervención psicoemocional tanto para los pacientes y los familiares y, además, sirve de apoyo a los equipos de Cuidados Paliativos.

Los usuarios de este programa son los pacientes oncológicos y no oncológicos con enfermedad avanzada, que son derivados a la unidad hospitalaria o a los equipos domiciliarios de Cuidados Paliativos.

Asimismo, el programa contempla diferentes áreas temáticas entre las que cabe destacar: el apoyo emocional al paciente con enfermedad avanzada y a sus familiares, la atención al duelo una vez que se ha producido la pérdida y la prevención del síndrome de Burnout, o de desgaste profesional, en los sanitarios de los equipos de Cuidados Paliativos.