Actualidad

Ayudas regionales para Aprendizaje para superar el fracaso escolar y mejorar la convivencia

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes quiere facilitar a los centros educativos de Castilla-La Mancha que ejerzan su autonomía pedagógica, organizativa y de gestión para desarrollar proyectos compartidos por toda la comunidad educativa que contribuyan a la superación del fracaso escolar y la mejora de la convivencia escolar a través a través de las iniciativas conocidas como Comunidades de Aprendizaje.

Para ello, este Departamento ha elaborado una resolución en la que se convoca el procedimiento para el reconocimiento de los centros como Comunidad de Aprendizaje en el próximo curso 2016-2017, entendido como un proyecto común de toda la Comunidad Educativa para transformar el centro y su entorno en un lugar donde el proceso de enseñanza-aprendizaje no recaiga sólo en el profesorado sino que, a través de la participación de las familias, las asociaciones, el vecindario y, en general, de toda la sociedad se realice un esfuerzo común.

El proyecto de Comunidades de Aprendizaje, que desde hace años se lleva a cabo con éxito en los Colegios “La Paz” de Albacete y “Entre Culturas” de Hellín, tiene como finalidad última la superación del fracaso escolar y la mejora de la convivencia a través de un cambio en el funcionamiento del centro, abriéndole a su entorno, al diálogo y a la participación.

La convocatoria para este reconocimiento, que aparece publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), es la primera que se realiza en la región y está orientada a aquellos centros que están o pudieran estar desarrollando un proyecto de Comunidad de Aprendizaje y que se enfrenten a un importante índice de fracaso escolar y conflictividad en el entorno, familias desestructuradas y con dificultades derivadas del nivel social, económico y cultural.

La Consejería ha detectado que en los últimos años algunos centros de Castilla-La Mancha  se han interesado en poder desarrollar un proyecto de este tipo, al encontrarse en condiciones similares de los dos centros que de forma experimental y exitosa vienen haciéndolo a en la región, de ahí la convocatoria.

De esta forma el Gobierno de Castilla-La Mancha quiere avanzar en la implantación de prácticas educativas inclusivas que mejoren la respuesta educativa de determinados escolares que parten de desventaja social, económica y cultural para superarla.

Para ello, desde la Consejería de Educación, Cultura y Deportes se apoyarán y difundirán las buenas prácticas de los centros que se transformen en Comunidad de Aprendizaje y se respaldará la formación específica de sus docentes a través del Centro de Formación Regional del Profesorado.

Por su parte, los centros interesados deberán adoptar, entre otros compromisos, la aceptación y consenso de la Comunidad educativa en las propuestas de transformación y su priorización, la adaptación de la programación general anual del centro al proyecto de transformación, la realización de formación específica para la comunidad educativa o la constitución de comisiones mixtas de trabajo compuestas por miembros de los diferentes sectores de la comunidad educativa para la puesta en marcha, gestión y desarrollo del proyecto.

Para los centros que soliciten su transformación por primera vez en Comunidad de Aprendizaje habrá un periodo experimental durante este próximo curso, y una vez finalizado deberán solicitar la consolidación del mismo.

A lo largo de este próximo curso la Consejería organizará jornadas informativas en las distintas provincias para que los centros educativos interesados puedan conocer de cerca la experiencia de otros y valorar su futura incorporación.