Actualidad Ciudad Real

La Junta trabaja en alternativas que mejoren la movilidad y el transporte público entre Ciudad Real, Miguelturra y Poblete

El Gobierno de Castilla-La Mancha está inmerso en un análisis para abordar soluciones a las incidencias de movilidad supramunicipal existentes en Ciudad Real y en los municipios cercanos a la capital.

Con este fin se reunieron en el pasado 28 de abril en la Delegación Provincial de la Junta de Comunidades la delegada Carmen Olmedo, el director general de Transportes, David Merino, el director provincial de Fomento, Casto Sánchez, y las alcaldesas de Ciudad Real y Miguelturra, Pilar Zamora y Victoria respectivamente, además del alcalde de Poblete, Luis Alberto Lara.

El acuerdo alcanzado en este encuentro contempla realizar un estudio de viabilidad, que se realizará desde los Servicios Provinciales de Transporte de la Consejería de Fomento en colaboración con los ayuntamientos del área de influencia de Ciudad Real, con el fin de estudiar alternativas que ayuden a mejorar el servicio de comunicación en el transporte público de pasajeros.

Entre las alternativas planteadas se evaluaron el Plan Astra –área supramunicipal de transporte-, las áreas de prestación conjunta para el servicio de taxi así como las líneas de autobús nocturnos conocidas como ‘búho’.

Cabe recordar que el Plan Astra está implantado actualmente en dos capitales de Castilla-La Mancha, como son Toledo y Guadalajara, y a él están adscritos un total de 22 municipios limítrofes de estas dos capitales, y como explica el director provincial de Fomento, Casto Sánchez, “los objetivos del Gobierno regional con este Plan pasan por mejorar la oferta de servicios de transporte regular de viajeros en los trayectos entre los municipios del entorno de las grandes capitales, en los que se producen una gran intensidad de desplazamientos”.

Para ello se han redefinido los itinerarios para incorporar los centros, principalmente ligados a servicios básicos como los sanitarios y educativos y a otros servicios de transporte (estación de autobuses) que por su capacidad de atracción de viajeros concentran una mayor demanda de transporte público. Además, con este modelo se aumentan y mejoran las frecuencias y los horarios y los servicios, flexibilizando por tanto los recorridos.

Sánchez ha manifestado que “no cabe duda que con este nuevo servicio se consigue, de una parte, fomentar el uso del transporte público como herramienta de movilidad sostenible, y con ello aumentar también la productividad y el desarrollo económico de la zona al facilitar los desplazamientos por motivos laborales e incrementando la interrelación entre los municipios”.

Pero bien es cierto que el director provincial de Fomento ha explicado que Ciudad Real y su área supramunicipal hacen que en el caso de Ciudad Real se ponga en duda la sostenibilidad del sistema porque solo cuenta con un par de municipios en un radio de 10 kilómetros y una población de 16.900 habitantes. Por lo tanto, nada comparable con Guadalajara y Toledo, a cuyas áreas supramunicipales de transportes se han adscrito un total de 22 municipios limítrofes  (siete en el caso de Toledo y 15 en el caso de la capital alcarreña), con unas estimaciones de más de 200.000 mil castellano-manchegos potencialmente beneficiarios de este sistema de transporte.