Ciudad Real

Pilar Zamora recibe a una delegación del condado de Fresno (California) interesados en la Alta Velocidad

 

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, he recibido esta mañana a una representación del condado de Fresno (California) que visitan estos días España interesados en la Alta Velocidad Española. Entre los asistentes se encuentra el alcalde de esta ciudad, Lee Brand. Acompañados del concejal de Promoción Económica, Cultural y Turística, José Luis Herrera, y del profesor de Urbanismo de la Escuela de Ingenieros Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Castilla la Mancha, José María Coronado, han podido conocer los detalles de la primera línea de Alta Velocidad que se puso en marcha en nuestro país, y que tuvo ya entonces parada en Ciudad Real.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, he recibido esta mañana a una representación del condado de Fresno (California) que visitan estos días España interesados en la Alta Velocidad Española. Entre los asistentes se encuentra el alcalde de esta ciudad, Lee Brand. Acompañados del concejal de Promoción Económica, Cultural y Turística, José Luis Herrera, y del profesor de Urbanismo de la Escuela de Ingenieros Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Castilla la Mancha, José María Coronado, han podido conocer los detalles de la primera línea de Alta Velocidad que se puso en marcha en nuestro país, y que tuvo ya entonces parada en Ciudad Real.

Zamora recordaba cómo este año se cumplen los veinticinco años del primer viaje Madrid-Sevilla con parada en Ciudad Real, que fue inaugurada oficialmente el 14 de abril de 1992 y comenzó sus operaciones en Ciudad Real unos días más tarde, el 21 de abril, lo que supuso todo un acontecimiento social y económico.

“Hasta ese año 1992, recordaba la alcaldesa. el recorrido en ferrocarril convencional entre Madrid y Sevilla se realizaba en 5 horas y 55 minutos. El AVE redujo esta duración hasta las 2 horas y 18 minutos, con una velocidad media de 250 kilómetros por hora.

Pilar Zamora reconocía que “el AVE ha sido la infraestructura que situó a Ciudad Real en el camino para su despegue económico. Pasó a ser un punto estratégico. Situó a la ciudad en el centro, no solo geográfico sino real, del mapa de España. Fue sin duda junto con la Universidad, la apuesta más importante del pasado reciente por el progreso de nuestra tierra. Ciudad Real está conectada desde entonces por alta velocidad, directamente con Andalucía y con Madrid. Pero hoy también con Madrid en cincuenta minutos, con Valencia, Zaragoza y Barcelona”.

La primera edil reconocía que la implantación del AVE supuso un revulsivo también urbanístico. “La llegada de la Alta Velocidad vino acompañada de una nueva estación de ferrocarril en la avenida de Europa y en los antiguos terrenos ferroviarios que ocupaban una buena extensión en el centro de la ciudad, se promovieron varios cientos de viviendas. En el entorno de la estación se conformaron nuevos barrios, un polígono industrial anexo y numerosos edificios del Campus Universitario de Ciudad Real ubicados en este área de influencia”.

Y estas buenas comunicaciones –admitía- han supuesto también una oportunidad de trabajo para muchas personas, tanto las que van a trabajar diariamente a Madrid o a algunas ciudades de Andalucía, como a profesionales que residiendo fuera de Ciudad Real, vienen a trabajar a diario. Por la misma razón, es una buena opción elegir la nuestra como un lugar donde invertir, donde levantar un negocio o instalar una empresa, porque es una ciudad de medio tamaño, con todos los servicios, más barata en suelo y construcción que la mayoría de las de su alrededor, pero con la ventaja de que la alta velocidad permite las relaciones empresariales de manera rápida, cómoda y sin pérdidas de tiempo.

Una línea de Alta Velocidad que, junto a la ubicación de Ciudad Real,  Zamora reconocía que ha hecho que nuestra ciudad sea “una ciudad ideal para la celebración de Congresos y reuniones profesionales, eventos económicos, culturales y de toda índole, y también nos está dando la oportunidad de promocionarnos como un buen destino de turismo interior, distinto al de playa, por el que muchas personas se inclinan buscando entornos naturales diferentes, una cultura rica en matices, una gastronomía estupenda y el conocimiento de personajes universales como D. Quijote de la Mancha”.

Noticias del Ayuntamiento de Ciudad Real