Ciudad Real

El racimo de Kevin Bórnez ganó el Concurso Regional del 33ª Día de la Vendimia de Villarrubia de los Ojos, con 5,2 kilos de peso

Amplia participación en el 33ª Día de la Vendimia de las Fiestas Patronales de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), en el que más de 30 agricultores tomaron parte en el tradicional Concurso Regional de racimos, para uva blanca y tinta, en el que Kevin Bórnez ganó en blancas, con un racimo que pesaba 5,2 gramos muy cuidado por su tío, el de más peso de los presentados; mientras que María Belén Sobrino obtuvo el primero premio en tintas, con 1,9 kilos.

En una mañana idónea para la Fiesta, más fresca que las de días anteriores, la brillantez primó en los actos organizados por la Hermandad de San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza, en colaboración con el Ayuntamiento de Villarrubia y la Cooperativa El Progreso, que comenzaron con una solemne función religiosa, en la Ermita de San Isidro Labrador, con motivo de la festividad de Santa María de la Cabeza.

A continuación, y entre las 11 y las 14 horas, se celebró el 33º Día de la Vendimia, que incluye el Gran Concurso Regional de los Mejores Racimos (el récord está en unos 8 kilos), la maquila y prensa de las primeras uvas de la campaña 2016, así como la degustación por parte de cientos de personas asistentes de mosto, vino y platos típicos de la tierra.

Los premios en metálico, junto a estuches de vinos Ojos del Guadiana y una escultura, los entregaron la alcaldesa Encarnación Medina; el presidente de El Progreso, Cesareo Cabrera, y el concejal de Agricultura, Miguel Angel Sánchez-Crespo, junto a las labradoras de este año, niñas y jóvenes ataviadas con el traje manchego. Dirigía el evento el presidente de la Hermandad, Felipe Cañadilla.

Aunque este año se antojaba complejo, porque la uva era más pequeña que años anteriores, el racimo ganador superó en peso al del año pasado. Así, en blancas, el racimo presentado por Kevin Bórnez, y cuidado por su tío, ganó con un peso de 5,2 kilos, cuando el año pasado pesó poco más de tres kilos. El segundo premio fue para Roberto Redondo, de casi 4,5 kilos; y el tercero se lo llevó Angel Redondo, de casi 4,3 kilos.

En tintas, el premio principal fue para María Belén Sobrino, con casi 2 kilos, también de peso superior a la edición anterior, en torno a los 1,9 kilos. El segundo fue el de Felipe Redondo, de más de 1,6 kilos, y el tercero para Jesús Ruiz, de casi 1,6 kilos.

Tras la entrega de premios, y la maquila de las uvas para obtener el primer mosto, llegó el primer brindis, que dio la alcaldesa, por una buena cosecha y buen año para todos; y se degustaron los platos típicos de la Mancha, una gran sartén de migas, con cientos de raciones, así como gachas, pisto manchego, queso, jamón, etc, regados con los mostos y vinos Ojos del Guadiana y El Progreso.

Varios medios de comunicación regionales y nacionales acudieron a esta Fiesta de la Vendimia.