Notas de prensa

Un médico del Hospital de Guadalajara colabora con la Asociación Chirurgia realizando cirugías a población sin recursos de Ecuador

Guadalajara, 13 de octubre de 2016.- El doctor José Manuel Ramia, jefe de servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Universitario de Guadalajara, colabora estos días con un proyecto de la Asociación Chirurgia, una entidad sin ánimo de lucro que promueve cada año la realización de cirugías entre población de Ecuador que no dispone de medios económicos para costear este tipo de intervenciones.
 
La labor que realiza, junto a otros cinco cirujanos y dos anestesistas procedentes de hospitales madrileños, consiste fundamentalmente en operar hernias inguinales, umbilicales y eventraciones pequeñas en quirófanos básicos, dada la falta de infraestructuras sanitarias en la zona, y son los propios voluntarios los que aportan todo el material quirúrgico necesario para llevar a cabo las intervenciones.
 
Éste es el cuarto año en el que participan, y por primera vez podrán dar cobertura a una carencia sanitaria de la zona, que no cuenta con cirugía pediátrica. En esta ocasión podrán realizar cirugías a niños dado que uno de los cirujanos voluntarios es pediátrico y además van a llevar un respirador portátil que posibilitará realizar este tipo de intervenciones.
 
José Manuel Ramia mostraba su satisfacción por poder colaborar con este tipo de iniciativas, ya que “uno se hace médico por estas cosas, allí eres consciente de que tu ayuda es muy necesaria”.
 
Las operaciones se llevan a cabo en la pedanía La Independencia, perteneciente a la localidad de La Concordia, una zona muy humilde y que además resultó afectada por el terremoto que se produjo en Ecuador el pasado mes de abril.
 
A lo largo de una semana, se realizarán alrededor de un centenar de operaciones, dando prioridad, por un lado, a los casos más graves y con mayor sintomatología, y por otro a personas que por falta de recursos no pueden acceder a la sanidad. Estos casos son evaluados en su primer día de estancia y a lo largo de la semana restante se llevan a cabo las cirugías.
 
La voluntad de ayudar por parte de este grupo de profesionales va más allá de lo puramente médico. Por este motivo, han colaborado para adquirir todos los libros de texto que necesitaban los niños de la localidad. “Con la suma de acciones mínimas por nuestra parte allí pueden conseguirse muchas cosas”, concluye el doctor Ramia.
 
 
 

Etiquetas