Notas de prensa

El Gobierno regional presenta un estudio pionero sobre el uso de iluminación led en el ámbito de la protección de la salud y la seguridad de las personas consumidoras

Toledo, 29 de septiembre de 2017.- El director general de Salud Pública y Consumo de la Consejería de Sanidad, Manuel Tordera, ha presentado hoy un estudio pionero en nuestro país sobre el uso de iluminación led en el ámbito de la protección de la salud y la seguridad de las personas consumidoras en Castilla-La Mancha.
 
Esta es la primera vez que se lleva a cabo un estudio de investigación de este tipo en nuestro país. El objetivo es determinar los potenciales riesgos de fototoxicidad, el rendimiento y la calidad energética de las lámparas led en el entorno doméstico, así como conocer el impacto medioambiental de su uso en el ámbito de las políticas regionales de fomento del consumo sostenible y ecológico.
 
Asimismo, este estudio tiene la finalidad de verificar si la comercialización de estos productos cumple con la normativa vigente en materia de consumo, especialmente en lo relacionado al etiquetado e información facilitada a las personas consumidoras.
 
El director general de Salud Pública y Consumo ha destacado el carácter novedoso de este estudio realizado a iniciativa de la Consejería de Sanidad por FUTTEC, empresa con amplia experiencia en el sector. “Se trata de una investigación innovadora y única en nuestro país que nos permite conocer las ventajas del uso de la iluminación led en el entorno doméstico y despejar las dudas relacionadas con sus efectos sobre la salud, el impacto medioambiental y su correcta comercialización”, ha añadido.
 
Durante la presentación, Manuel Tordera ha estado acompañado de los autores de esta investigación, David y Silvia Baeza, así como del coordinador del Área de Consumo, Alejandro Salcedo.
 
Conclusiones
 
De este estudio se derivan diversas conclusiones en los distintos ámbitos evaluados. Así, en relación con la salud de las personas, toda la iluminación led analizada en esta investigación está por debajo del nivel de riesgo de exposición retiniano a la luz azul, delimitado por la normativa europea.
 
Aunque este tipo de luminarias no parecen tener efectos nocivos sobre la salud de las personas, se considera que la luz influye en múltiples procesos psicológicos por lo que parece recomendable que las personas consumidoras tuvieran unas mínimas nociones para interpretar parámetros, como la temperatura de color de las luminarias en cada zona del hogar o lugar de trabajo. Así, por ejemplo, la iluminación con una alta temperatura de color estaría recomendada para zonas y espacios sin luz exterior, como el pasillo; de color  baja, con una sensación cálida, para zonas de descanso y aquellas con una temperatura de color media serían la opción apropiada para el lugar de trabajo.
 
En cuanto al impacto medioambiental, las lámparas de descarga de alumbrado público e interiores, fluorescencia, halogenuros metálicos y casi todas las de sodio de alta intensidad contienen mercurio, con su consecuente riesgo de impacto ambiental si no son desechadas correctamente. En cambio, la iluminación led es una fuente libre de mercurio, de estado sólido y más resistente lo que disminuye el riesgo de su dispersión, fraccionamiento e ingestión. Además, según este estudio se podría hablar de una media de un 50 por ciento como mínimo de ahorro energético y, por tanto, de emisiones de CO2.
 
Envases y etiquetado
 
Por otra parte, de este estudio se deduce que la información que aparece en envases y embalajes no parece ajustarse, en general, a los requisitos que debe cumplir un etiquetado correcto para este tipo de producto. En este sentido, Manuel Tordera ha anunciado “la adopción de medidas encaminadas a garantizar la protección a las personas consumidoras y su derecho a la información, de forma clara y ajustado a la normativa europea”, por parte de la Dirección General de Salud Pública y Consumo.
 
La Administración regional pretende reforzar las actuaciones inspectoras en lo que se refiere al etiquetado e información al consumidor, así como en todo lo relacionado con los controles de calidad a través de las correspondientes tomas de muestras.
 
Además, se promoverán e impulsarán aquellas modificaciones normativas que se consideren precisas para ajustar sus contenidos a las necesidades y expectativas de las personas consumidoras, especialmente en lo relativo al etiquetado e información de los productos, indicaciones de uso y advertencias de riesgos asociados.
 
Metodología del estudio
 
El estudio de investigación presentado se llevó a cabo entre los meses de octubre a diciembre de 2016 en el ámbito geográfico de Castilla-La Mancha. Asimismo, ha contado con un número de muestras proporcional por provincia de manera aleatoria, recogidas en diversos establecimientos como son hipermercados, supermercados, comercios al por menor y grandes almacenes.
 
La empresa que ha llevado a cabo este estudio es FUTTEC, empresa de servicios independientes de ámbito tecnológico que desarrolla su actividad tanto en el ámbito de la consultoría, la formación y la investigación, realizando estudios y mediciones de luz para laboratorios farmacéuticos, centros de investigación, administraciones públicas, entre otros.
 
Desde septiembre de este año las bombillas incandescentes ya no se podrán fabricar ni importar en ningún estado de la Unión Europea, según establece el Reglamento CE nº 244/2009 de la Comisión. Además, otras bombillas en inferioridad tecnológica como pueden ser las halógenas irán desapareciendo del mercado, la Unión Europea ha resuelto mediante una moratoria extender su circulación en el mercado hasta el año 2018 (Reglamento de la UE 1194/2012).
 
Esta situación pone punto y final a una forma de iluminación tradicional y marca el comienzo de diferentes sistemas, sustituyéndose con nuevas tecnologías de iluminación ecológica y de bajo consumo energético.
 

Etiquetas