Notas de prensa

El Hospital de Toledo ha reducido en el último año las demoras para ingresos urgentes y los tiempos de permanencia en el servicio de Urgencias

Toledo, 9 de noviembre de 2016.- El Complejo Hospitalario de Toledo ha incrementado en el último año los espacios para la atención urgente y el número de camas de hospitalización, al mismo tiempo que ha reducido las demoras para la clasificación de pacientes en urgencias y para ingresos, así como los tiempos de permanencia en el servicio de Urgencias.
 
Así se desprende de los indicadores clínico-asistenciales monitorizados diariamente por la Red de Profesionales y Expertos de Urgencias, que apuntan que el tiempo medio de permanencia de los pacientes en urgencias ha disminuido con respecto a los meses de octubre y noviembre de los tres años anteriores en 93 minutos, pasando de 304 a 211 minutos de media actuales.
 
Los mismos indicadores señalan que el 95% de los ingresos urgentes se realizan en menos de 12 horas desde que se emite la orden de ingreso, situación que contrasta claramente con lo que venía ocurriendo en años anteriores en los que los ingresos se demoraban en más de 24 horas en un 40% de los casos.
 
“Lo que antes era habitual, ahora es excepcional y en muy rara ocasión los pacientes esperan más de 12 horas para ingresar”, tal y como explica el director general de Asistencia Sanitaria del SESCAM, José Antonio Ballesteros, quien añade que el pasado lunes el Complejo Hospitalario de Toledo vivió una situación excepcional en cuanto al número de urgencias atendidas.
 
Y es que ese día se llegaron a contabilizar 551 pacientes atendidos en el Servicio de Urgencias, 107 pacientes más que la media diaria que se viene registrando este año, y que también está por muy encima de la media registrada en las mismas fechas del año anterior.
 
Por otra parte, la demora en el triaje también es menor que en los años anteriores, encontrándose este indicador dentro de los estándares recomendados por las sociedades científicas, lo que garantiza una discriminación precoz de los casos más graves y una atención prioritaria de los mismos.
 
Más espacio físico para urgencias
 
Por otra parte, y gracias a la puesta en marcha del Plan de Garantías de los Servicios de Urgencias, el Complejo Hospitalario de Toledo dispone de más espacio físico para atender a pacientes y para aquellos que esperan ingreso hospitalario y observación.
 
Precisamente va a hacer un año que se puso en marcha la nueva Unidad de Observación de Urgencias, con 19 camas, y que llevó aparejada la contratación de un médico, 6 enfermeras, 6 auxiliares de enfermería y 6 celadores. Además, el Complejo Hospitalario de Toledo ha incrementado en el último año un 20% el número de camas de hospitalización con respecto a las de los cuatro años anteriores.
 
La situación que se vivió el pasado lunes responde fundamentalmente a un aumento de la demanda que ha podido ser resuelta de manera satisfactoria gracias a la buena planificación y a la gran labor desarrollada por los profesionales, y por contar con más camas disponibles en el hospital y más espacio físico en Urgencias.

Etiquetas